Se trata de algo muy natural, y que obedece a una de las formas de apropiación y se conexión más naturales en los seres humanos. El aprendizaje de idiomas con música es un factor muy valioso que no se debe desestimar, y por lo tanto hay que revisar los procesos por los cuales este factor se da de una manera tan directa. Por ejemplo; es claro que el gusto musical, sin importar el ritmo que sea, se marca mucho por los arreglos de las canciones, y a partir de allí ciertas personas tal vez más inquietas o curiosas, están deseando saber qué es lo que cantan. Por lo tanto, el aprendizaje de idiomas con música es un método enteramente personalizado, más que todo, porque se trata de que el individuo asuma unos parámetros que por cierto tienen también que manifestarse en un estudio de ciertos comportamientos de aprendizaje que resultan muy interesantes.

El aprendizaje de idiomas con música no es en cierta manera una innovación si uno tiene en cuenta que hay personas que tienen una especial capacidad de memorización en cuanto a las letras de algunas canciones, puestas en el idioma que fuese. Por lo tanto, se trata más bien de un condicionamiento que fue pasando por varias etapas, hasta llegar a ser comercial en una parte, y arraigada por otra en un sentimiento popular. Dicho sea de paso, el complemento que más encontró a su manera el aprendizaje de idiomas con música, fue la elaboración de folletos instructivos que se podían utilizar como recordatorio para poder afianzar algunas lecciones interesantes de enseñanza de lenguas. Todo esto posteriormente fue creando un control en cuanto a que el aprendizaje de idiomas con música ya era algo más “incorporado”.

De todas maneras, el aprendizaje de idiomas con música todavía se veía como una especie de subterfugio, de alguna manera adoquinado por un grupo de entusiastas que siempre creyeron que el aprendizaje personalizado era mucho más concreto que abstracto. Es decir, el aprendizaje de idiomas con música para esta gente no es algo exótico, sino que de verdad cumple con unos parámetros muy desarrollados que posteriormente fueron creando matices de enseñanza muy proclives a manejar conceptos que sólo se hacían de ver en unas circunstancias muy precarias. Pero, con el advenimiento de la música en unas formas y unos orígenes muy diversos, el aprendizaje de las lenguas en este sentido, sin duda, adquirió una nueva tonalidad.

El aprendizaje de idiomas con música, entonces, está sonando muy bien.

 

 

 

 

Leer entrada anterior
Niveles de deserción en la enseñanza de idiomas

¿Por qué hay algunas personas que con frecuencia abandonan el estudio de idiomas, sabiendo muchas de ellas que tienen la...

Cerrar