Hay personas, instituciones, grupos, textos, etc., que aseguran que el poliglotismo es señal de una mayor culturización e interés por el aprendizaje. Es cierto que a simple vista aprender varias lenguas puede tener unos beneficios enormes, pero hay otras voces u otros pensamientos que consideran si no se le está dando demasiada importancia al hecho de saber otro idioma u otras lenguas.

Incluso si se habla del idioma inglés, muchas personas se encuentran ante una disyuntiva de aprenderlo o no aprenderlo debido a que consideran que tan sólo puede ser un factor de identificación más o, ciertamente, algo con lo que simplemente se “luce”.

Otros individuos pueden alegar que se encuentran muy bien en cuanto a relaciones personales y oportunidades laborales, y por lo tanto no necesitan de otro idioma para avanzar en la vida.

Definitivamente el interés por aprender una lengua se deriva mucho de la intención personal que tenga una persona por acceder, más o menos, a un bloque constante informativo. Esta puede ser una razón de peso que, ostensiblemente, está ligada a las competencias que cada persona se fija en su vida de acuerdo a sus proyecciones y/o vocaciones.

Además, también es una oportunidad que muchas personas toman, la de aprender otro idioma, como respuesta a una capacidad de apropiación que consideran que mantienen intacta y que pueden desarrollar mucho mejor.

Puede ser también una manera de aprovechar mejor el tiempo que gastarlo en otras actividades que supuestamente traen más beneficio y mejores oportunidades de “pasarla bien” o “sentirse bien”.

La competencia laboral ahora en ciertos parámetros está muy medida por los estudios adicionales que hacen muchas personas durante su vida de trabajo. La acumulación de experiencia es cada vez más validada, tanto así como los conocimientos previos que puede manejar un determinado individuo. Por eso, es que muchas personas se interesan en aprender idiomas para enriquecer un poco más su hoja de vida.

Entonces, es al parecer una unión de asuntos personales, de intención de seguir adelante, de proyecciones laborales, de mayor acervo interpersonal, etc., los que determinan en mayor o menor grado el aprender idiomas.

Leer entrada anterior
Profesor o profesora de idiomas

No es la intención de este blog crear un nuevo capítulo u otra versión de la mal llamada “guerra de...

Cerrar