En la Comunidad Española, existen cuatro lenguas que se pueden considerar tradicionales y que en la historia tienen un abolengo muy grande: se trata del gallego, el euskera, el catalán y el vasco. El aprendizaje de las mismas tiene un alto valor para muchas personas, porque además de que se amplía el panorama de conocimiento, les permite atravesar una capacitación muy importante en cuanto a la cultura general de uno de los países que empezaron a colonizar de manera masiva una parte del mundo. Algunos trazos, tal vez no muy bien definidos, de cada uno de estos idiomas, se pueden apreciar dentro del idioma castellano. Pero, lo cierto del caso en cuanto al aprendizaje de estos idiomas, es que cada uno de ellos representa algo más que una forma de comunicación lingüística.

Cada una de estas lenguas: Gallego, Euskera, Catalán, y Vasco, también identifican un estilo de vida y una historia que hace que España sea una de las naciones más fragmentadas del Viejo Continente culturalmente hablando. En la investigación de cada uno de estos idiomas, de estas expresiones, se puede notar que hay un enorme componente social. Este componente, por supuesto, no sería del todo exitoso si no se plantease de entrada la posibilidad de descubrir mediante el aprendizaje de estas lenguas una parte importante de la Historia Española. No olvidemos que, durante muchos siglos, este territorio estuvo bajo influencia árabe, y esto por supuesto que dejó muchas maneras de percibir el mundo así como de comunicarse mediante la palabra hablada.

Si ponemos al Gallego, al Euskera, al Catalán y al Vasco dentro de un grupo muy segmentado, podríamos descubrir que la enseñanza de estas lenguas fuera del territorio del que son oriundas no es un fenómeno masivo. Es lógico que muchas personas piensen que esto es algo que les compete más, por ejemplo, a estudiosos de los idiomas, a eruditos, a quienes de una u otra forma averiguan varias circunstancias históricas en torno a un territorio o varios pueblos. Entonces, en este caso particular, el Gallego, el Euskera, el Catalán y el Vasco,  no están planillados de una manera “extensiva” cuando se trata de descubrir lenguas que sean más o menos populares.

Pero si usted se siente interesado en aprender acerca de estas lenguas, está en todo su derecho. Es más, puede descubrir que hay otros “dialectos” que han jugado su papel dentro de la Historia Española como es el caso del Vascuence, el Andaluz, el Euskadi o el Aragonés.

Leer entrada anterior
Enseñar inglés con acentos

El enseñar inglés con acentos tiene una consideración que puede ser interesante para muchos alumnos, incluyéndolo usted, pues como nuestro...

Cerrar