Crecen familias multilingües

Crecen familias multilingües

En un mundo cada vez más globalizado, es decir, donde las relaciones culturales se vuelven más estrechas a pesar de ciertas limitantes, es cada vez más común ver familias donde se hablan varios idiomas. Un libro escrito por la autora española Anna Solé Mena titulado “Multilingües desde la cuna. Educar a los hijos en varios idiomas”, trata este fenómeno como algo interesante y creciente a la vez. El caso concreto de hijos que tienen padres que dominan varios idiomas, y en donde ellos también tienen esta capacidad comunicativa, es un hecho comprobado.

Del libro se puede decir además que no es tan reciente. Su publicación por parte de la Editorial UOC en 2010 despertó un interés por el estudio de estas familias multilingües. Las relaciones entre los integrantes de estas familias son sencillamente dignas de análisis. Es impresionante cómo algunos niños aprenden a dominar la lengua que pertenece al país donde viven (la cual, en teoría, podría considerarse su lengua materna), y pueden hablar con sus padres en los idiomas originales de estos.

Si bien se analiza la situación, es claro que esta particularidad se da sobre todo entre los casos de inmigrantes que se encuentran en distintas regiones y deciden formar una familia bajo las condiciones de la nación que los ha adoptado. De todas maneras, no es necesario que se presente este hecho: es lógico que padres con un elevado nivel cultural, o simplemente que han vivido bajo condiciones similares de multilingüismo, apliquen esta misma “táctica” dentro de las nuevas familias que han formado.

Un caso expuesto por Mena en su citado libro da cuenta clara de esta situación de multilingüismo. Una niña llamada Leyla, de seis años, vive cerca de Bruselas, la capital de Bélgica. Se supone que Leyla es belga (no lo aclara la información central de donde se extrajo esta historia). La madre de esta pequeña es francesa, y además de su idioma materno, esta se puede expresar en árabe, español e inglés. Aparte de estos idiomas, habla un poco de holandés e italiano. El padre de Leyla es escocés; además de hablar inglés, por supuesto, también se hace entender perfectamente en francés y habla, como su esposa, algo de holandés.

Leyla recibe dos comunicaciones distintas de sus padres. Ellos les hablan en sus lenguas natales, es decir, la madre en francés y el padre en inglés. Leyla los entiende perfectamente, pero en ella se impone el hablar holandés, que es el que se habla en el colegio donde estudia.

 

Idioma español se consolida en Filipinas

Idioma español se consolida en Filipinas

En Filipinas, el español es el segundo idioma extranjero que más se enseña en distintos centros educativos después del inglés, este último obligatorio dentro de los planes de formación. La agencia de noticias Efe desde Manila, informa que ya son 65 las escuelas públicas que han incluido la enseñanza del idioma español dentro de su currículo académico. El periodo escolar normal en Filipinas comenzará el 4 de junio para la temporada 2012-2013, y es evidente el interés que despierta la lengua que hablamos en este territorio asiático.

Pero de todas maneras, el idioma español es el primero no obligatorio dentro de las estadísticas que conforman la preferencia por el aprendizaje de otras lenguas. Después del español, se encuentran el francés que se enseña en 19 institutos educativos, el idioma japonés en otros 14 centros, y finalmente el alemán en 9. Haciendo un poco de historia, recordemos que las Islas Filipinas fueron nombradas así en honor del rey español Felipe II.

El “imperio español” no pudo consolidarse dentro de este territorio, al que llegó la presencia estadounidense que finalmente se impuso a lo largo del siglo XIX. Volviendo al tema central, un acuerdo en 2009 entre los gobiernos de España y Filipinas certificaba la capacitación de 123 profesores del sistema público escolar de Filipinas para enseñar el “idioma de Cervantes”. El proyecto en su conjunto se llama “Memorando de Entendimiento para la Mejora y Promoción de la Enseñanza de la Lengua y Cultura Españolas”.

Este método de estudio ha sido impartido por el Instituto Cervantes de Manila y en distintas estaciones en el país ibérico. Próximamente se abrirá a jóvenes de 15 años pertenecientes a todas partes y estratos de Filipinas, en un número aproximado que se calcula en 4.500 estudiantes. Así lo ha hecho saber el asesor de Educación de la Embajada de España en territorio filipino. 15 colegios fueron incluidos en la primera fase del tratado de enseñanza, lo que ha visto progresivamente subir sus números en pro de una educación más continuada del español.

Por el momento, sólo una universidad filipina cuenta con un programa en doctorado y master de español, lo cual obviamente está dirigido sólo a profesores. Uno de los objetivos del acuerdo de impulso lingüístico entre España y Filipinas, es precisamente capacitar a más profesores de estratos universitarios para que estén totalmente formados en la divulgación del idioma español. Por ahora, los pasos son lentos pero seguros.

Escuela Oficial de Idiomas de Málaga abre cursos

Escuela Oficial de Idiomas de Málaga abre cursos

La Escuela Oficial de Idiomas de Málaga, tiene por el momento una de sus temporadas más “agitadas” en cuanto al deseo que tienen muchas personas de acceder a sus plazas de estudio. Y es que hasta el 21 del presente mes, quienes estén interesados en acceder a algunos de los cursos de lenguas que tiene la Escuela, podrán llegar hasta la sede de la agencia. Es muy complicado obtener una plaza en este prestigioso centro de idiomas. Vale la pena.

Son once idiomas los que está ofreciendo la Escuela Oficial para los potenciales estudiantes, y las vacantes son limitadas. A la convocatoria llegan todo tipo de personas en diferentes situaciones laborales. Muchos estudiantes cuentan con la ilusión de inscribirse, pero la Escuela tiene claro que las personas en situación de desempleo o personas paradas tendrán prioridad en este caso. Pero la población que quiere acceder a estudiar aquí tiene claro un propósito: mejorar sus condiciones actuales para tener una hoja de vida más atrayente.

El idioma inglés sigue siendo el más solicitado dentro de toda la oferta que tiene este centro de enseñanza. Pero, ¿por qué en realidad tanto alboroto en este lugar para tratar de aprender una lengua? La Escuela Oficial de Idiomas de Málaga es un establecimiento público que es dirigido por la Junta de Andalucía. Esto significa que los estudiantes no tienen que pagar por la plaza de estudio, sino que son patrocinados directamente por la Escuela.

Como si fuese poco, esta institución educativa ofrece servicios de biblioteca, centro cultural y laboratorios, para que los alumnos puedan interiorizar más sus experiencias educativas. Respecto a los cursos de idiomas, tiene planes básicos dentro de su pensum como por ejemplo los Cursos de Actualización Lingüística, los cuales se imparten en inglés y francés a profesores de idiomas de estas lenguas que desean mejorar su ranking laboral así como ampliar sus conocimientos generales. Dentro del proceso de Enseñanza Libre, que es al que aspiran las personas antes mencionadas, hay tres niveles de estudio que son: Nivel Básico (A2), Nivel intermedio (B1) y Nivel Avanzado (B2).

Después de terminado el respecto nivel, a los estudiantes se les entrega un certificado que los acredita como graduados de la Escuela Oficial de Idiomas de Málaga. Hay una modalidad muy interesante de aprendizaje de inglés llamada Modalidad Semipresencial: “That’s English”, la cual está desarrollada en conjunto con la TVE (Televisión Española) y la BBC (British Broadcasting Corporation).

ILS Industry Language Services

ILS Industry Language Services

ILS Industry Language Services ofrece servicios tanto de apoyo como de formación en destacados y variados idiomas. Su compromiso es comprometerse, valga la redundancia, con los clientes y los alumnos para que tengan la más plena experiencia idiomática que pueden llegar a tener. Esto se llama responsabilidad lingüística, y tiene muchos adeptos en la actualidad. Es interesante.

Es interesante sobre todo porque uno(a) tiene una percepción en general muy distinta de lo que significa aprender un idioma. Lo aprendo, pero “no tengo derecho” a recibir un servicio idiomático. Esto no tiene porque ser así. Las personas incluso con los servicios idiomáticos pueden aprender un poco más. Esto de por sí es un mérito incuestionable.

Con el amplio bagaje en servicios y experiencia que tiene esta rama idiomática de enseñanza y servicio, es probable que tengamos que ponernos de acuerdo en que esta es una oportunidad que hay que aprovechar. El estudio de lenguas es uno de los  más serios y consolidados del mundo. Y entran aquí muchos factores: competencia laboral, cultura…

Entonces, en esa progresión es que se dan muchos cambios positivos. Por este mismo motivo, es que los servicios idiomáticos toman fuerza, y por ello se debe uno acostumbrar a una manera de progresar en los motivos que se tienen al estudiar y conocer un idioma específico.

Es por eso que decimos que usted debe intentar no perderse esta experiencia que resulta muy valiosa y bastante aleccionadora. Porque se tiene así un compromiso que se desarrolla de manera importante a la par que se manifiesta no poder hacer más que un servicio idiomático de primera categoría. Y todo esto tiene repercusiones muy buenas, positivas.

Los idiomas en donde usted puede desarrollar sus conocimientos con este sistema son Inglés, Alemán, Chino, Francés e Italiano. Para cada uno de ellos existe una especie de conocimiento idiomático bastante interesante que se debe proyectar de manera inteligente y sostenible. Es una manera de corroborar estudios.

Si usted quiere saber más de esta academia, de este centro de estudios, por favor tenga la amabilidad de visitar http://www.ils.es/. Es para su bien, para su conocimiento integrado.

 

Serlang

Serlang

Serlang es una academia de idiomas localizada en Guipúzcoa que tiene una sólida meta dentro de su prestación de servicios: hablar, pensar y hasta sentir en el idioma que se escoja estudiar. Esta intención, por supuesto, no sería posible sin la intervención de un equipo de servidores (as) profesional, dispuesta a apoyar a las personas que tienen la intención de aprender todo tipo de lenguas en un mayor o menor grado.

En esta modalidad influyen muchas opciones de estudio permanentes, que hacen que las personas tengan un método alternativo en cuanto surgen problemas y dificultades al aprender un idioma específico. En esta gran proyección idiomática, claro que cuentan los talentos naturales de cada persona en un concepto directo.

Para esta aseveración personal, no hace falta que la personas interesadas en aprender una lengua sigan complicados pasos. Tan sólo se trata de que podamos integrar en nuestro chip el concepto de que sí podemos aprender rápido y fácil a determinar nuestra intención primaria de valores lingüísticos.

Dentro de las premisas de este centro de idiomas, también está el que se puede efectivamente contar con una solidez en cuanto al respaldo idiomático que es muy importante mantener dentro de consideraciones importantes. Esto, claro, potencializa el hecho de que cada estudiante pueda acercarse a su intención de estudio sin necesidad de contar con más trabas o problemas.

En esta disposición de idiomas tan importantes, las opciones están pensadas tratando de conectarse con un mundo cada vez más exigente en lo laboral y en lo cultural. El fenómeno de la globalización ha tenido un impacto enorme que se ha prolongado, si bien vemos, dentro de los límites establecidos por cada individuo.

En Serlang, es posible contar con un método efectivo de formación basado en la credibilidad de los alumnos hacia el proceso educativo, orientados hacia las máximas intenciones de aprendizaje que toda escuela de idiomas desea obtener.

Las lenguas que se enseñan en este centro de idiomas tan particular son Inglés, Euskera, Francés, Italiano, Alemán, Portugués, Árabe, Ruso, Polaco, Chino, entre otras.

Si usted quiere una mayor información, por favor visite la sección http://www.serlang.net/.

 

Es necesario saber más de un idioma

Es necesario saber más de un idioma

Hay personas, instituciones, grupos, textos, etc., que aseguran que el poliglotismo es señal de una mayor culturización e interés por el aprendizaje. Es cierto que a simple vista aprender varias lenguas puede tener unos beneficios enormes, pero hay otras voces u otros pensamientos que consideran si no se le está dando demasiada importancia al hecho de saber otro idioma u otras lenguas.

Incluso si se habla del idioma inglés, muchas personas se encuentran ante una disyuntiva de aprenderlo o no aprenderlo debido a que consideran que tan sólo puede ser un factor de identificación más o, ciertamente, algo con lo que simplemente se “luce”.

Otros individuos pueden alegar que se encuentran muy bien en cuanto a relaciones personales y oportunidades laborales, y por lo tanto no necesitan de otro idioma para avanzar en la vida.

Definitivamente el interés por aprender una lengua se deriva mucho de la intención personal que tenga una persona por acceder, más o menos, a un bloque constante informativo. Esta puede ser una razón de peso que, ostensiblemente, está ligada a las competencias que cada persona se fija en su vida de acuerdo a sus proyecciones y/o vocaciones.

Además, también es una oportunidad que muchas personas toman, la de aprender otro idioma, como respuesta a una capacidad de apropiación que consideran que mantienen intacta y que pueden desarrollar mucho mejor.

Puede ser también una manera de aprovechar mejor el tiempo que gastarlo en otras actividades que supuestamente traen más beneficio y mejores oportunidades de “pasarla bien” o “sentirse bien”.

La competencia laboral ahora en ciertos parámetros está muy medida por los estudios adicionales que hacen muchas personas durante su vida de trabajo. La acumulación de experiencia es cada vez más validada, tanto así como los conocimientos previos que puede manejar un determinado individuo. Por eso, es que muchas personas se interesan en aprender idiomas para enriquecer un poco más su hoja de vida.

Entonces, es al parecer una unión de asuntos personales, de intención de seguir adelante, de proyecciones laborales, de mayor acervo interpersonal, etc., los que determinan en mayor o menor grado el aprender idiomas.