¿De qué se trata la indigestión idiomática? Pues es un término que hace referencia a la dificultad que tienen algunas personas para elegir un determinado estudio de idioma.

Esto pasa porque en los gustos de ciertos individuos hay muchas preferencias en cuanto a las lenguas, y las razones pueden ser varias. Que les suena muy bonito; que lo necesitan para trabajar, o bien para hacer algunas cosas personales. Que de pronto están regalando cursos, seminarios o divulgaciones acerca de un determinado idioma, etc.

Entonces, la indigestión idiomática también se podría definir casi paralelamente como una indecisión idiomática, pero esta última se refiere más a que alguien está estudiando una lengua determinada, cuando de repente no sabe qué quiere hacer con ella: si avanzar en sus estudios o de pronto dejarlos.

Es cierto que la indigestión idiomática es un caso muy común, pero si alguien realmente quiere aprovechar las ventajas de saber otro idioma u otros idiomas aparte del materno, pues lo que tiene que pensar es que tiene que definirse por una enseñanza lo más pronto posible. Ahora, no se trata de ir eligiendo “a la loca”, sino que hay que pasar, a veces, por un proceso de sensibilización que nos puede ayudar a comprender por qué, de pronto, preferimos un idioma más que el otro.

En este acto tan natural, tal vez descubramos que la indigestión idiomática en sí se puede “curar”, y veremos más despejado el camino que queremos emprender hacia la obtención de un conocimiento más pleno e importante del saber idiomático.

Todos tenemos distintos niveles de atención y aprendizaje; por lo tanto, la indigestión idiomática también podría ayudarnos a entender, por ejemplo, nuestro grado de profundidad o de interés en  la profundización de la cultura general.

Recuerde así mismo que otras personas cercanas a usted pueden estar pasando por el proceso de indigestión idiomática, y usted puede elegir acompañarlas en este proceso consultando diversas opciones que le pueden ayudar a ser más proyectivo y más claro al momento de elegir un idioma de su agrado.

No obstante, puede que el panorama en este caso se le haga muy confuso todavía, y usted note que la indigestión idiomática se le va poco a poco aumentando en posibilidades de estudio o bien, el camino se le reduce hasta un poco más de la mitad de sus posibilidades.

Es cierto: la indigestión idiomática tiene cura rápida, o no, jeje…

Leer entrada anterior
Inglés más fácil para niños

Una de las técnicas más apetecidas por muchas personas es la que consiste en tratar de hallar una modalidad en...

Cerrar