Los niveles de aprendizaje de idiomas se relaciona directamente con la capacidad natural de asimilación y el interés que tenga la persona en aprender a desarrollar su capacidad lingüística. Es interesante comprobar dentro de una clase de idiomas las distintas maneras de asimilación que tienen los alumnos frente al reto de aprender lenguas. Algunos captan casi que de inmediato los detalles en gramática, pronunciación y asimilación. Otros, en cambio, parece que necesitan de demasiado tiempo para desarrollar estas habilidades. Algo muy cierto es que, los hábitos de las personas influyen mucho en la manera que asimilan los idiomas.

De acuerdo con algunas investigaciones, personas que tienen hábitos recurrentes de lectura, memorización y desarrollo de diversas técnicas vocales (pueden ser el canto, la declamación, o hasta ejercicios respiratorios en algunos casos), parecen tener más disposición para los idiomas. Esto refuerza la idea de que, a más interés lector, mayor es la facilidad para adquirir un conocimiento lingüístico. Tal desarrollo se puede explicar en el hecho de que las personas que leen más, tienen la tendencia a hablar de una manera más articulada y, por lo general tienen un léxico más extenso en su lengua materna que el resto.

Los ámbitos en donde vive una persona también pueden influir en su mayor o menor asimilación de los idiomas. Unos artículos atrás, mencionábamos los casos de aquellos niños que vivían en hogares multilingües. En estos casos particulares, los padres dominan una lengua aparte de la materna u otras lenguas. Los niños aprenden casi siempre estos idiomas sin mayor dificultad, junto al del territorio en donde están asentados.

Por otro lado, los niveles de aprendizaje de idiomas se relacionan mucho con el compromiso particular de quien los estudia. Algunos individuos desean tanto ser políglotas por razones muy incrustadas en sus interiores: mayores oportunidades de trabajo; mejores posibilidades de conocer varias partes del mundo; un enorme deseo por adquirir conocimientos de diversas culturas y pueblos, etc. En algunos casos particulares, como en el de ciertos deportistas, hombres de ciencia o personas que trabajan de alguna manera u otra en el ámbito turístico, el aprendizaje de idiomas se da per se. En otras palabras, es algo que en muchas ocasiones varias personas, sin proponérselo, asimilan dentro de su cotidianidad.

Usted, tal vez, tenga una idea acerca del nivel de aprendizaje de idiomas en el que se considera naturalmente. ¿Cree que tiene facilidades de pronunciación de otras palabras extranjeras?, por citar un caso.

Leer entrada anterior
Idiomas para sordomudos

La enseñanza de idiomas para sordomudos, es uno de los retos educativos más interesantes y a la vez complicados que...

Cerrar