¿Por qué hay algunas personas que con frecuencia abandonan el estudio de idiomas, sabiendo muchas de ellas que tienen la capacidad y hasta el interés necesario para emprenderlos? Bueno; la respuesta tiene puntos que hay que analizar tanto del lado de quienes se encargan de brindar esta educación, y de quienes la están recibiendo. Por el lado de los primeros, existe la posibilidad de que no están lo suficientemente entrenados como para hacer un curso que sea dinámico, entretenido y que fomente el gusto por los idiomas de una manera más interactiva. Entonces, como no hay forma de que se presente esa química envolvente, pues muchos estudiantes deciden engrosar la lista de los niveles de deserción en la enseñanza de idiomas. Esto no se trata de cualquier tema, sino que exige el abordaje de unas ciertas condiciones que se deben ver desde ángulos que promuevan más la interacción de opiniones que puedan sacar adelante más la reducción de los niveles de deserción en la enseñanza de idiomas.

Según algunas fuentes, los niveles de deserción en la enseñanza de idiomas de parte de los profesores tienen que ver con un marco institucional en donde a estos educadores no se les da un trato privilegiado dentro de los planes educativos gubernamentales. Como estas personas sienten esa especie de desamparo constante, entonces por ello es que deciden bajar adrede la calidad de su educación, lo que obviamente genera un descontento general que se extiende hasta los niveles de deserción en la enseñanza de idiomas que ya hemos expuesto. Por lo tanto, se puede casi que afirmar con severidad, que la enseñanza de idiomas no está siendo tomada en serio por planes decenales de educación y que esta va siendo reflejada, de algún modo, por una parte educativa que cada vez más se compromete menos.

Hablando de los estudiantes, el poco compromiso o ninguno que tienen para aprender lenguas, se define como la oportunidad concreta de llamar la atención sobre estas personas. Porque los niveles de deserción en la enseñanza de idiomas también tienen que ver con la poca mirada realista que, por cierto, se está propagando dentro de ciertos círculos estudiantiles. Por ejemplo, ahora sólo se quiere el aprendizaje de carreras que den plata, por decirlo de una manera coloquial, o se buscan trabajos que no exijan de reflexiones profundas y por este motivo los niveles de deserción en la enseñanza de idiomas pueden estar creciendo de manera más alarmante que antes.

Los niveles de deserción en la enseñanza de idiomas es un tema serio, sin duda alguna.

Leer entrada anterior
Aprender lenguas indígenas

Los rasgos aborígenes de enseñanza de idiomas son uno de los complementos más interesantes en lo que tiene que ver...

Cerrar