El porqué podría considerar a mi profesor de idiomas como un imbécil si tal vez él es una persona estudiada que ha querido dar lo mejor de sí, parte del desánimo de estudiar idiomas.

No es fácil a veces este camino que es culebrero y muy exigente. Mucho menos, cuando las lenguas se vuelven tan comunes en cuanto a la dualidad de las opciones de estudio. Estudio idiomas o no estudio idiomas, estudio inglés o no estudio inglés, me voy para Inglaterra a estudiar gaélico, no me voy para Escocia a estudiar lenguas celtas… Sí, estos dilemas existen, son así de complicados y te atenazan.

No sabes qué hacer… y de pronto, de pronto surge un personaje muy importante, que es un ser humano como tú, como el que hizo el computador o el dispositivo electrónico desde donde estés leyendo estas líneas, como yo. Y es tu profesor de lenguas o una profesora de lenguas, puede ser. Ahora, la compenetración de todo esto es similar a las que ofrecen los dilemas que se aplican a otro tipo de estudios. Esto no es algo exclusivo de las lenguas en su enseñanza, por supuesto, pero se pueden dar más problemas a medida que no haya un entendimiento racional que nos permita llegar a una solución que sea realmente estimada y extendida.

Pues bien, cabe anotar que si el porqué podría considerar a mi profesor de idiomas como un imbécil si tal vez él es una persona estudiada que ha querido dar lo mejor de sí, es porque tal vez me hace falta compromiso. Tal vez en realidad no quiero estudiar lenguas como supuse o supongo en este momento.

A veces nos ataca el aburrimiento, sí, sí, es duro, pero hay que saberlo afrontar con inteligencia y no con desesperación. Y es que, en este campo que es tan competido, los profesores de idiomas hacen lo suyo por demostrar de qué son capaces.

El porqué podría considerar a mi profesor de idiomas como un imbécil si tal vez él es una persona estudiada que ha querido dar lo mejor de sí, tal vez sea problema de acercamiento del educador. Es obvio, hay profesores que no logran un acercamiento que sea agradable e interesante con sus alumnos, y ello genera muchas incomodidades que resultan caras.

Porqué podría considerar a mi profesor de idiomas como un imbécil si tal vez él es una persona estudiada que ha querido dar lo mejor de sí…

Leer entrada anterior
Podrán los idiomas ser más tenidos en cuenta dentro de los nuevos proyectos online de educación

A veces, el preguntarse si podrán los idiomas ser más tenidos en cuenta dentro de los nuevos proyectos online de...

Cerrar