Una investigación que fue apoyada en una fracción por los Institutos Nacionales Estadounidenses de Salud pero que tuvo su marco de referencia en Canadá, señala que las personas que aprenden más de un idioma o un idioma tienen más capacidades para ser multifacéticas. Mas, no se debe tomar sólo en cuenta el factor de que le gustan a un individuo varias actividades. Los niños que tienen la oportunidad de hablar desde temprano más de un idioma son más propensos a elaborar más tareas al mismo tiempo.

Raluca Barac y Ellen Byalistok concluyeron esto luego de profundas examinaciones que se hicieron en Toronto (Canadá), auspiciadas por la Universidad de York en esta localidad. Barac y Byalistok son quienes tuvieron a cargo la realización de la investigación respectiva, por lo que se ha deducido que el bilingüismo es, en cierto modo, un potenciador de la mente y de las actitudes. No se sabe exactamente el cómo funciona esta habilidad para desarrollar tales dones, pero algunos investigadores creen que el saber varios idiomas potencia muchas regiones del cerebro.

Esta potenciación incluso tal vez, se piensa por parte de muchas personas, sería un previsor fantástico de enfermedades degenerativas mentales que influyen de manera negativa, obviamente, en la adquisición del conocimiento y la potenciación de la memoria. 104 niños de 6 edades fueron analizados en distintas áreas de la ciudad de Toronto, haciéndose notar que todos ellos venían de estratos muy similares y de condiciones de vida casi parecidas. Además, las escuelas públicas son el lugar de estudio de estos chiquillos.

Hubo cuatro grupos específicos en cuanto a los lenguajes utilizados en esta investigación: los pequeños que sólo hablaban inglés; aquellos que hablaban inglés y francés; otros niños que tenían el dúo inglés-español y, finalmente, los que convivían con el tándem inglés-chino. Una prueba en el computador reveló que los niños que sólo hablan un idioma, tardan más tiempo en hacer acciones un poco más complejas que las anteriores con respecto a una prueba de habilidades. El proceso de investigación se llama función ejecutiva, y permite ver la relación que hay entre los conocimientos que tiene una persona con las habilidades necesarias para ejecutar una acción de manera más ligera, por más sencilla que parezca.

Como los niños bilingües tienen dos lenguajes en la cabeza, esto les podría ayudar para extenderse a más tareas de las debidas, logrando un rendimiento en el tiempo bastante apreciable.

Leer entrada anterior
English Bierzo Camp

Aprovechar el verano es un deseo que tienen muchos niños y jovencitos, al igual que muchos de sus padres o...

Cerrar